¿Trasplante de cabeza? Se desata polémica tras el anuncio La cabeza de este hombre será trasplantada a otro cuerpo en 2017


¿Trasplante de cabeza? Se desata polémica tras el anuncio
La cabeza de este hombre será trasplantada a otro cuerpo en 2017

valery

El primer trasplante de cabeza se realizará en diciembre del 2017. Puede sonar a película pero dicho procedimiento es real y tendrá lugar dentro de año y medio gracias a la intervención del médico italiano Sergio Canavero. A pesar de que la noticia ya se hizo pública a principios de año, ahora vuelve a la palestra por tener al fin fecha decidida para ello. La persona que presta su cuerpo a semejante operación es Valeri Spiridónov, un ruso de 30 años que padece una enfermedad genética llamada atrofia muscular espinal (AME), que ataca las neuronas motoras dejándolo inmóvil. Spiridónov espera con ilusión esta operación, ha estado preparándose psicológicamente para ello y opina que aunque conoce los riesgos, le compensa mucho más intentarlo que continuar con su actual estilo de vida. Además cree que pase lo que pase será un éxito, bien porque conseguirá un cuerpo sano o al menos porque habrá ayudado a la ciencia a investigar y llevar a cabo este tipo de operaciones por primera vez.

Y es que si todo sale según lo planeado, este histórico trasplante supondrá el primer intento en humanos, ya que hasta ahora solo se ha practicado bajo investigación con monos. Y no precisamente con éxito. Según recoge El Confidencial, en el primer trasplante el primate sólo duró tres horas, aunque consiguió hacer uso de los 5 sentidos; en un segundo intento, vivió varios días pero sin conseguir conectar la espinal dorsal, por lo que nunca tuvo movilidad.

El procedimiento contará con la intervención de unos 150 profesionales y durará más de un día. Evidentemente para llevar a cabo esta gesta, se necesita además un cuerpo donante sano, que debería provenir de un fallecimiento que solo haya afectado a la cabeza.

El proceso consiste en unir la parte de la espina dorsal en la cabeza separada con la parte de la espina dorsal que queda en el cuerpo receptor usando una sustancia química. Después los cirujanos suturan los músculos y conductos sanguíneos.

El paciente deberá permanecer en coma unas cuatro semanas para evitar cualquier movimiento mientras unos electrodos implantados en la espina dorsal estimularán la creación de nuevas conexiones nerviosas. Aunque la persona operada será capaz de hablar y mover la cabeza una vez salga del coma no podrá caminar durante al menos un año después de la operación.

Sin embargo, la tecnología desarrollada por Canavero ya ha desatado una importante polémica social tanto desde el punto de vista ético como técnico.344

Ni qué decir tiene que una gran parte de la comunidad científica está en contra y opina que esta intervención es realmente temeraria ya que actualmente no existen los medios que garanticen poder trabajar con la complejidad de la médula espina y el sistema nervioso y que resulte exitoso. Hasta el sector religioso en Rusia se ha pronunciado, opinando que se trata de un sacrilegio y que alguien “resultante” de esa operación no puede llegar a considerarse una persona.

SI TE GUSTO COMPARTE LA NOTA