Descansa en paz Hermoso angelito. La Fotografía que conmocionó al mundo entero

La fotografía de un niño de 3 años llamado Aylan Kurdi a estremecido al mundo,  En la imagen se observa al niño de 3 años bocabajo, sin vida en la orilla del mar de Turquía.

1

Un niño yace muerto en la playa. Es una imagen esperpéntica que muestra el horror de la inútil y mortal migración que sigue provocando la devastadora guerra civil siria. La instantánea se repite a diario en todo el Mediterráneo.

Sin embargo, en esta imagen queda grabado el horror que causan las guerras civiles. Es una imagen que nos sacude. Una imagen que nos hace compadecernos de una forma dolorosa.

Es una imagen que nos hace sentirnos impotentes. Una imagen que nos hace pensar. Y que al final nos silencia.

Es una imagen que todos sentimos. Quizá sea la foto del año, o incluso de la década. Representa todo lo que en estos meses nos ha afectado, sacudido, enojado e indignado. Es una imagen terrible.

2

 

“Contó una historia terrible. Éramos 13, incluido el patrón del barco”, dijo.

“A unos cuatro o cinco minutos de zarpar el patrón vio que las olas eran demasiado altas, saltó al agua y escapó”, prosiguió.

“Traté de dirigir el barco, pero otra ola grande lo volcó. Y fue entonces cuando pasó. Traté de agarrar a mis hijos y mi mujer, pero ya no había remedio”, se lamentaba.

“Nadó de uno a otro. Encontró a uno (de sus hijos) y como parecía que estaba bien, fue a buscar al otro. Lo encontró ahogado… y cuando volvió junto al primero de los niños también lo encontró ahogado”.

“Mis hijos eran los niños más hermosos del mundo. ¿Hay alguien que no considere a sus hijos lo más preciado? Mis hijos eran increíbles. Me levantaban cada mañana para jugar”, recordó su padre.

“Ahora querría sentarme junto a la tumba de mi familia y aliviar el dolor que siento”.

SOLICITUD DENEGADA

La tía de los niños fallecidos en el mar, quien emigró al país hace más de 20 años, dice que gestionó una aplicación para que sus familiares pudieran unirse a ella como refugiados en Canadá, pero que las autoridades no la aceptaron.

Su versión fue confirmada por un diputado local, Fin Donnelly, quien aseguró que fue él quien personalmente envió la solicitud de asilo de Kurdi al ministro de Inmigración, Chris Alexander.

El padre de los pequeños, luego de la tragedia, contó que volverá a Siria: “He recibido una oferta del Gobierno de Canadá. Era una oferta para que yo pueda ir allí. Pero, después de lo ocurrido, no quiero ir.

3

La mayoría de personas que comentan la terrorífica imagen de Aylan dicen lo mismo: “No hay palabras”.

La imagen de Aylan Kurdi “actúa como frontera simbólica de lo comprensible: viéndola uno se pregunta cómo se ha podido llegar hasta este punto”