7 Razones para dejar de comer McDonalds

Mcdonals

Es la dieta conocida por mucha gente como comida “Fast Food” (Comida Rápida).  Lugares como  McDonald’s o el KFC son algunos de los establecimientos que impulsan este tipo de dietas.

Lo preocupante de estas dos cadenas no es el tipo de dieta que proponen, sino que se trata de dos de las cadenas de restaurantes más extendidas del planeta. McDonald’s posee 31.000 restaurantes en 120 países.

Junto con esta dieta viene el problema de la obesidad. Aproximadamente 1.6 millones sufren de sobrepeso, y unos 400 millones padecen obesidad. Esto cada vez va a más con el aumento de grupos de población que ganan poco dinero y viven en medios urbanos.

A continuación dejamos 9 Razones para dejar de comer McDonalds.

1.- No aporta nutrientes

Las hamburguesas que producen tienen un 48% de agua y las lechugas están tratadas con 11 diferentes tipos de químicos.

La llamada “comida chatarra” que venden es deficiente en cuanto al contenido nutricional. Esto no presenta un problema grande si se consume en algunas ocasiones, pero Mc Donalds vende sus productos como una alternativa al almuerzo, cena y desayuno.

Un niño que coma diariamente en Mc Donalds se encuentra más propenso a presentar enfermedades cardíacas, debido a la cantidad de grasa y colesterol de la comida.

2.- Realizada con baba rosa

Se conoce como “baba rosa” a un producto industrial derivado de la carne y compuesto por una mezcla de deshechos animales no aptos para una venta directa. Su uso comenzó como alimento para mascotas, más tarde fue empleado como ingrediente de alimentos industrializados para consumo humano.

La baba rosa posee recortes de intestinos, médula, huesos, piel, y otras áreas del animal, que son posteriormente tratadas con químicos como amoníaco o ácido cítrico para su incorporación en hamburguesas y alimentos similares. Su reciente aparición en los medios provocó el asco a muchos quienes habituaban a consumir este tipo de comida.

En el mes de marzo de 2012, la cadena de noticias Estadounidense ABC, publicó un informe sobre este producto y desató una gran controversia en la opinión pública que continúa hasta hoy. Allí se alegaba que hasta un 70% de las hamburguesas y sus derivados poseen baba rosa en su composición, y que la misma era considerada, en el listado de ingredientes simplemente como “carne”.

En 2013 el chef Jamie Oliver gano un jucio en contra de la cadena más grande de comida chatarra que existe en el mundo. Una vez que Oliver demostró cómo se hacen las hamburguesas.

3.- Produce obesidad y mas enfermedades

McDonald’s promueve sus alimentos como ‘saludables’, pelo la verdad es que son altos en grasa, azucar y sal, y bajos en fibras y vitaminas.

Una dieta de ese tipo esta ligada a grandes riesgos de enfermedad del corazón, cancer, diabetes y otras enfermedades.

Sus alimentos también contienen muchos aditivos quimicos, algunos de los cuales pueden causar mala salud e hiperactividad en los niños.

No olvides que mucha carne es la causa de la mayor parte de incidentes por comida toxica, en 1991 McDonald’s fue responsable de una irrupción de alimentos envenenados en el Reino Unido que causo en la gente serios problemas del riñon.

4.- No se descomponen

Varios consumidores han llevado a cabo durante bastante tiempo experimentos con hamburguesas de Mcdonald’s

La consultora en nutrición Karen Hanrahan mantuvo intacta una hamburguesa de Mcdonald’s durante 12 años. Compró la hamburguesa en 1996 y en el año 2008 posteó las imágenes en su web.

Otro fue el caso de Len Foley, quien conservó Big Macs durante más de 19 años y realizó un video en el que demostraba que las hamburguesas de McDonald’s no cambian su aspecto físico.

Bueno, pero ¿por qué no se pudren ni cambian su aspecto físico?

Según indican, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EU, descubrió pesticidas en las hamburguesas McDonald’s, como loroformo, xyleno, sterene, riboflavina, sodio estearoil lactilato, clorotolueno e incluso el insecticida DDT, producido por la corporación Monsanto, que provocarían estos efectos secundarios.

5.- Destrucción del planeta

Para poder abastecer la demanda de carne y papel de Mcdonalds, se devastan grandes superficies de selva, para cultivar soja para alimentar ganado y eucaliptos para hacer cajitas felices y vasos y manteles, como consecuencia de esto cada año desaparece una superficie del tamaño de Gran Bretaña (219.000 km2) de selva tropical.

En América del Sur se arruinan unas 600 millones de toneladas de tierra fértil por año, sólo en explotaciones ganaderas. Y en el caso especifico de Costa Rica, se talan 50.000 hectáreas de selva virgen al año con el solo objetivo de la cría del ganado.

La empresa es líder mundial en el uso de la carne, y por lo tanto en la cría del ganado. El excremento de estos animales emite gas metano, uno de los principales responsables del efecto invernadero y el calentamiento global.

Los innecesarios envoltorios de las comidas producen una cantidad de basura muy superior a la producida por restaurantes convencionales. En la mayoría de los casos, los embalajes están fabricados con materiales que no son biodegradables.

6.- Explotación laboral

Emplean a personas con pocas opciones de trabajo (menores de edad, minorías étnicas, pasantes, estudiantes, discapacitados), que no tienen otra opción que aceptar su explotación para recibir exiguos salarios.

En sus estatutos laborales esta prohibida la formación de sindicatos, no se permiten las huelgas ni los reclamos, los trabajadores cobran salarios mínimos y en negro (no reciben aportes jubilatorios, obra social y demás beneficios).

Su reglamento laboral no respeta en lo mínimo la legislación laboral de cada país. Los empleados trabajan de noche y en los fines de semana, haciendo largos turnos en ambientes calurosos, ruidosos y de olores penetrantes.

7.- Manipulación infantil

Utiliza una estrategia publicitaria que se aprovecha de los niños. Con sus locales coloridos, con juegos, con la promesa de un juguete de regalo, crea en los niños el impulso de entrar (acarreando también a sus padres).

Un claro ejemplo de esto es el payaso, que hace que la empresa parezca un lugar de juegos y diversión.

El aspamentoso embalaje utilizado por la multinacional tiene como objetivo despertar la curiosidad y fantasía innata en los niños.

Los juguetes de la “cajita felíz” no son tan felices ya que son hechos en fábricas chinas de trabajo esclavo.

No tengo nada en contra de McDonalds… Disfrutaba comiendo ahi de ves en cuando pero todo esto que investigue me pone a pensar mucho.

COMPARTE LA NOTA

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *