Conoce cómo sufren los órganos cuando uno se encuentra muy estresado

Por el ritmo de vida que hemos adoptado como sociedad, es muy común hablar del estrés. Incluso nuestros pequeños niños pueden sufrir este horrible padecimiento que nos afecta mental y físicamente. Sin embargo, a la hora de hablar de consecuencias concretas, sólo podemos hacernos eco de los diferentes síntomas que nuestro cuerpo experimenta. Pero, ¿conoces cómo sufre cada órgano en particular? ¿Sabes cómo se afectan tus niveles hormonales, de colesterol o azúcar en sangre?

La mayoría de las personas no suelen prestar atención a este problema tan común. El estrés es una sensación de tensión física y emocional, producto de diversos factores como pensamientos negativos, frustraciones, cansancio y situaciones problemáticas. Si no es tratado a tiempo, puede desencadenar diversas patologías como depresión, problemas coronarios o dolores físicos crónicos.

Recientemente se ha dado a conocer un estudio que revela que el 40% de los adultos estresados tienen graves problemas de sueño. El descanso es muy importante para nuestro organismo, ya que múltiples funciones vitales se activan mientras dormimos. Cuando el sueño se ve afectado, nuestros órganos pueden resentirse. Esto, sumado a los desequilibrios que provoca el estrés, pueden dañar considerablemente nuestra calidad de vida.

Si eres una persona estresada, busca maneras de canalizar tu cansancio y descansar tus emociones. Busca momentos de relajación y ocio, realiza actividades al aire libre y procura disfrutar más de la vida. Además:

  • Evita los malos hábitos como el consumo de alcohol o tabaco, a que sólo sigues perjudicando tu salud.
  • Rodéate de personas que te hagan sentir bien.
  • A diario, planifica algunos momentos de ocio.
  • Procura consentirte, al menos una vez a la semana. Come tu comida preferida, toma helado, sal al teatro, viaja un poco, etc.
  • Durante tu jornada laboral, sal a tomar aire, estira el cuerpo y descansa por unos minutos.
  • Practica natación, baile, yoga o meditación para poder relajarte.

Si no tratas este problema a tiempo, tus órganos pueden debilitarse y enfermar. Hoy te contamos cuáles son los que más sufren cuando tienes picos de estrés.

Los órganos más afectados cuando te estresas.

La piel.

manoAnte el estrés, el cuerpo reacciona activando todo el sistema inmune. La piel, la primera barrera que nos separa de los agentes patógenos, responde a través de acciones antiinflamatorias, por lo que los poros se contraen. De esta manera se pueden obstruir con sebo o pus, y provocar enrojecimiento en la zona. El estrés puede ser un factor determinante en el desarrollo del acné.

Los pulmones.

Lungs_IllustrationLos pulmones estresados se debilitan y fallan en algunas de sus funciones esenciales. Un estudio realizado por la Universidad de Sao Paulo, Brasil, ha revelado que el estrés está íntimamente ligado al asma, ya que provoca un desequilibrio que promueve los ataques asmáticos y las reacciones alérgicas.

El corazón.

Cuando el estrés es crónico, esa constante tensión en nuestro organismo provoca un aumento en la presión arterial; a la vez que facilita el aumento del colesterol malo en la sangre. Las personas que viven estresadas tienen grandes probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

getImage

vision

Los ojos.

El Instituto Oftalmológico Europeo ha realizado una investigación donde se descubrió que el estrés estimula un pequeño músculo ubicado alrededor de los ojos, encargado de mover los párpados. Esto puede producir leves temblores, visión borrosa o inflamación en la zona.

El hígado.

celulasEl estrés dispara una gran cantidad de hormonas que desequilibran el organismo. Entre los órganos más afectados por esto, se encuentra el hígado. Las células hepáticas se alteran y los citolíticos se encargan de destruir los hepatocitos. En palabras simples, las enfermedades del hígado empeoran y la recuperación suele ser mínima o nula.

El cerebro.

935631El estrés dispara una hormona denominada cortisol. El cortisol segregado en exceso, afecta negativamente el área cerebral denominada córtex frontal. Esta zona es la encargada de la toma de decisiones y está involucrada en nuestra memoria; por lo que el estrés también afecta la claridad mental y provoca pérdida de atención y de memoria a corto plazo.

Los riñones.

El exceso de cortisol, también afecta a los riñones. Éstos, comienzan a segregar fosfato el cual provoca debilidad en los músculos, problemas óseas, raquitismo, etc.

Los intestinos.

El estrés estimula la secreción de jugos gástricos y afecta la salud digestiva. Es normal padecer de gastritis, diarreas o estreñimiento mientras se está estresado. Además, los problemas de sueño provocados por el estrés dañan el correcto funcionamiento digestivo y hasta se puede hablar de “intestinos estresados” cuando la actividad nunca cesa.

a_Bild_sistema_digestivo_es

Por favor Compártelo con tus amigos y familiares para que sepan todo el daño que causa el estrés ya que es de suma importancia.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *