4 consejos para mejorar el rendimiento de nuestro cerebro

1

 

Cuida tu cerebro, sé mas inteligente y vive mas y más feliz siguiendo estas claves. Mente y cuerpo están conectados, por lo que la actividad física, el estilo de vida, los alimentos que ingerimos y el descanso determinan la eficiencia también de este importante órgano.

Lo escribió el poeta romano Juvenal en una de sus sátiras, mens sana in corpore sano; un legado que se popularizó y se vinculó al ejercicio físico. El verso original venía precedido por un orandum est ut, es decir “debemos orar por una mente sana en un cuerpo sano”.

Lógicamente, hay que encuadrar este significado religioso en el contexto de la época, entre los siglos I y II d.C. Se refería el poeta latino a la necesidad de tener una mente equilibrada y un cuerpo equilibrado, en un momento en el que se consideraban independientes.

Pero el cuerpo y la mente son uno solo. La salud cerebral tiene que ver con la actividad física, mantener un estilo de vida saludable ayuda a prevenir los accidentes cerebrovasculares.

Los autores de Cómo invertir en su cerebro: Una guía SharpBrains para mejorar su mente y su vida, Álvaro Fernández Ibáñez y Elkhonon Goldberg, aportan también algunos consejos a la discusión sobre salud cerebral.

ACTIVIDAD FÍSICA. El ejercicio aeróbico aumenta el número de neuronas que se crean cada día en nuestro cerebro, por lo que mejora la memoria, la agilidad mental y la rapidez, además de prevenir enfermedades cerebrovasculares. El estrés, en cambio, disminuye esta capacidad creadora.

Recomendación: Practicar actividad física regularmente, al menos una hora tres veces a la semana.

ALIMENTACIÓN. Pese a que el cerebro constituye el 2% de nuestro cuerpo, consume el 20% de la energía total, según una investigación publicada en la revista Science. La nutrición es, por tanto, fundamental, aunque lo que importa es la dieta en su conjunto y no alimentos específicos.

Recomendación: Se recomienda consumir menos sal, moderar la ingesta de alcohol, no fumar y disminuir el colesterol, reduciendo y evitando las grasas saturadas, trans y omega 6. En general, la dieta mediterránea es la mejor aliada.

DESCANSO. El estrés acelera el envejecimiento del cerebro, el que no descansa ysigue trabajando por las noches (ordena las experiencias y los recuerdos, almacena la información…). Cuando una persona no duerme bien, tiene dificultades en su desempeño psicomotor y en los movimientos de precisión, además de problemas para mantener la atención y la concentración.

Recomendación: Dormir entre 6 y 8 horas al día.

ESTIMULACIÓN COGNITIVA. La novedad, la variedad y los desafíos ayudan a que el cerebro esté activo y se mantenga joven.

Recomendación: Armar rompecabezas, realizar crucigramas, analizar lecturas, estudiar idiomas o jugar al ajedrez son buenas formas de ejercitar el cerebro.

Pese a que el accidente vascular-cerebral sea el que mayor impacto tiene en la mayoria de los paises por el número de muertes, existen otras relacionadas con el cerebro, “como las neurodegenerativas que aparecen con el envejecimiento”, como la demencia y el Alzheimer, pero “también el Parkinson, la epilepsia y la esclerosis múltiple” tienen que ver con este órgano.

Los hombres son más propensos a sufrir ataques cerebrovasculares; riesgo que aumenta con la edad. Sin embargo, mejorar el estilo de vida con los consejos anteriores previene estos infartos.

Lamentablemente, no se puede decir lo mismo de las otras patologías, ya que la ciencia aún no ha avanzado lo suficiente como para determinar su causa y tomar medidas de prevención.

SI TE GUSTO LIKE Y COMPARTE LA NOTA

 

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...